Frecuencia cardiaca para quema de grasa

Frecuencia cardiaca para quema de grasa

Entrenamiento para quemar grasa

Si quieres perder peso y mantenerte en forma, la regla general del juego es aumentar la intensidad de tus entrenamientos. Pero, ¿qué pasa con la teoría de la “zona de quema de grasas”, que dice que hay que ejercitarse a intensidades más bajas? ¿Cuál es la idea que subyace a este concepto y es cierta?

El cuerpo necesita glucosa como combustible para los músculos. Las dos fuentes principales de combustible son el glucógeno (una sustancia que almacena carbohidratos) y la grasa, que se descompone para formar glucosa y, finalmente, dióxido de carbono y agua. Se necesita oxígeno para oxidar (descomponer) el glucógeno o las reservas de grasa en glucosa para alimentar los músculos.

Mientras que un gramo de carbohidrato contiene 4 calorías de energía, un gramo de grasa contiene 9 calorías. Esto hace que el glucógeno (carbohidrato) sea una forma menos densa de almacenamiento de energía que se descompone fácilmente en glucosa, en comparación con las grasas. Por ello, el glucógeno es la primera fuente de energía del cuerpo durante el ejercicio. Dado que los entrenamientos de alta intensidad requieren más energía rápidamente, se recurre al glucógeno en lugar de a la grasa del cuerpo como combustible. El cuerpo sólo recurre al siguiente combustible, la grasa, cuando se empieza a agotar el glucógeno.

Zona de quema de grasa cardio

El resumen del proceso es el siguiente: necesitas energía para rendir, la energía se almacena en tu cuerpo en forma de grasas y carbohidratos, el ejercicio de baja a moderada intensidad se alimenta de grasa, mientras que el ejercicio de alta intensidad se apoya en los carbohidratos.

Leer:   Rutina eliptica quemar grasa

La grasa se quema constantemente para obtener energía, pero se puede quemar a un ritmo mayor si se aumenta la intensidad de la actividad. Sin embargo, si aumentas demasiado la intensidad del ejercicio, tu cuerpo pasará de quemar grasa a quemar carbohidratos, así que hay un punto dulce si tu objetivo es quemar el máximo de grasa.

En general, el ritmo cardíaco aumenta a medida que aumenta la intensidad del ejercicio, por lo que, en teoría, se puede calcular cuándo el cuerpo está quemando la mayor cantidad de grasa en función de las pulsaciones por minuto del corazón. ¿Cómo se puede dar sentido a los datos?

Las zonas de frecuencia cardíaca son porcentajes basados en tu frecuencia cardíaca máxima. El número exacto de la frecuencia cardíaca óptima para quemar grasa será diferente para cada persona en función de su edad, sexo e incluso nivel de fitness.

Basándose en datos de laboratorio, se ha establecido que el cuerpo metaboliza la mayor cantidad de grasa mientras se ejercita entre el 67,6-87,1 por ciento de la frecuencia cardíaca máxima, lo que significa que su frecuencia cardíaca para quemar grasa se encuentra en cualquier lugar entre esos dos percentiles.

Calculadora de frecuencia cardíaca

Los artículos de Verywell Health son revisados por médicos certificados y profesionales de la salud. Estos revisores médicos confirman que el contenido es exhaustivo y preciso, y que refleja las últimas investigaciones basadas en la evidencia. El contenido se revisa antes de su publicación y en caso de actualizaciones sustanciales. Más información.

La llamada “zona de quema de grasa”, que puede ver monitoreada en un equipo de ejercicio, se refiere a una frecuencia cardíaca que puede requerir más de las reservas de grasa de su cuerpo para mantenerse. La zona de quema de grasa suele considerarse entre el 64% y el 76% de la frecuencia cardíaca máxima, que se calcula en función de la edad.

Leer:   Calculadora quema grasa

La idea de la “frecuencia cardíaca quemagrasas” se basa en el hecho de que el cuerpo utiliza diferentes reservas de energía en función de la intensidad de un entrenamiento. En realidad, la pérdida de peso y el gasto energético es un proceso mucho más complicado.

Según la Asociación Americana del Corazón (AHA), la frecuencia cardíaca objetivo para el ejercicio de intensidad moderada, que suele corresponder a lo que se conoce como frecuencia cardíaca quemagrasas, se estima en torno al 50%-70%.

Zona de quema de grasa

A veces denominada frecuencia cardíaca quemagrasas, la frecuencia cardíaca objetivo es básicamente el número de veces que el corazón debe latir por minuto durante el ejercicio para garantizar que se queman suficientes calorías, así como que se trabaja lo suficiente para mantener el corazón en buena forma.

La frecuencia cardíaca objetivo específica de una persona depende de su edad: Cuanto mayor sea, más bajo debe ser el objetivo. Pero, en general, debe estar entre el 50 y el 85 por ciento de la frecuencia cardíaca máxima (FCM), según la Asociación Americana del Corazón (AHA).

Hacer ejercicio a alrededor del 70 por ciento de su MHR animará a su cuerpo a utilizar más energía de la grasa, mientras que el ejercicio a una frecuencia cardíaca más alta animará a su cuerpo a utilizar más energía de los carbohidratos, según una revisión de febrero de 2011 publicada en la revista Clinical Nutrition Espen.

Mantener una frecuencia cardíaca objetivo en algún lugar entre el 50 y el 85 por ciento de su MHR durante el ejercicio es el ideal para la pérdida de peso. Pero mantener un porcentaje más alto significa que estás trabajando más duro, lo que en última instancia quema más calorías, según Johns Hopkins Medicine.

Leer:   Dieta para acelerar el metabolismo y quemar grasa