Tabla de dieta y ejercicio

Tabla de dieta y ejercicio

Healthifyme

Para perder 30 kilos, necesitas una dieta y un programa de ejercicios que te permitan quemar grasa y construir músculo. Según el libro de texto “Essentials of Anatomy and Physiology”, la cantidad de músculo frente a la de grasa tiene un impacto directo en tu tasa metabólica. Las células musculares queman más calorías que las células grasas, por lo que cuanto más se reduzcan las reservas de grasa y se fortalezcan los músculos, mayor será la tasa metabólica basal. Consulte a su médico antes de comenzar cualquier programa de dieta y ejercicio.

El ejercicio cardiovascular, o cardio, es una de las mejores formas de perder 30 kilos. El cardio está diseñado para quemar grasa y hacer que el corazón y los pulmones funcionen de forma más eficiente. El ejercicio cardiovascular es también una forma de comenzar un programa de entrenamiento. Te permite quemar grasa hasta un punto en el que estás más en forma y más fuerte y tu corazón tiene más resistencia antes de añadir el entrenamiento de fuerza a tu rutina. El ejercicio cardiovascular puede realizarse en el gimnasio o por su cuenta y puede ser cualquier cosa que aumente su ritmo cardíaco hasta su umbral aeróbico o anaeróbico. Esto permite que su corazón aprenda a utilizar el oxígeno de forma más eficiente y hace que su cuerpo recurra a la grasa como fuente de energía. Realice ejercicios cardiovasculares al menos cuatro veces por semana para ayudarle a perder 30 kilos.

¿Qué es una dieta y un ejercicio adecuados?

Intente realizar actividad física durante al menos 30 minutos la mayoría o todos los días de la semana. Coma muchas frutas y verduras. Elija alimentos bajos en azúcares añadidos, grasas saturadas y sodio. Elija cereales integrales y fuentes magras de proteínas y productos lácteos.

Leer:   Desayunos para ciclistas de carretera

¿Cuál es la relación entre dieta y ejercicio?

“Como regla general, la pérdida de peso suele consistir en un 75% de dieta y un 25% de ejercicio. Un análisis de más de 700 estudios sobre la pérdida de peso reveló que las personas obtienen los mejores resultados a corto plazo cuando comen de forma inteligente.

¿Qué es un 70% de dieta y un 30% de ejercicio?

La regla del 70/30. La regla es la siguiente: la pérdida de peso depende en un 70% de los alimentos que se ingieren y en un 30% del ejercicio. Por lo tanto, no es científicamente posible comer todo lo que quieras y perder peso, incluso con una “píldora mágica”. Adelgace de forma honesta, con un plan de alimentación y ejercicio que tenga sentido.

Entrenamiento completo de 3 días para principiantes

Estás listo para empezar una nueva dieta o régimen de fitness pero no estás seguro de por dónde empezar. Es un problema común: con tantos planes de fitness y dietas disponibles en Internet, la perspectiva de seleccionar el más adecuado para ti puede ser intimidante. Cada programa parece completamente diferente, así que ¿cómo se supone que vas a saber cuál va a funcionar realmente?

Aunque muchos planes de fitness y dietas prometen ofrecer resultados excepcionales a todos los participantes, a menudo no están a la altura de sus elevadas afirmaciones. En realidad, no existe un enfoque único para las dietas. Un plan que funciona de maravilla para una persona puede resultar desastroso para otra. De ahí la necesidad de un sistema específico que tenga en cuenta su situación particular: un régimen de ejercicio y nutrición personalizado que tenga en cuenta sus objetivos y su nivel de forma física para obtener resultados reales.

Leer:   Dieta deportes de resistencia

Aunque es fácil entender la necesidad de un enfoque específico, puede que te sientas abrumado por la gran variedad de opciones disponibles. Esta sobrecarga de información puede dificultar el comienzo. Para ello, hemos descrito algunos pasos clave que puedes seguir para elaborar un plan de fitness y de dieta que te funcione.

La alimentación y el ejercicio suficiente hacen que tu cuerpo sea fuerte y saludable

¿Una píldora para adelgazar que le permita “mágicamente” perder 5 kilos en 7 días? ¿Un plan de comidas para perder peso que promete eliminar la grasa mientras quema calorías? ¿Una marca de “adelgazar rápido” que afirma que puedes seguir comiendo lo que quieras mientras compres sus suplementos para quemar grasa? No se crea el bombo. Aunque la idea de una pérdida de peso instantánea puede ser tentadora, no es realista ni saludable. Pierda peso de la manera correcta, la manera de la vieja escuela, con la estrategia 70/30 para el éxito. Siempre funciona.

Vivimos en la era de lo “instantáneo”. Cualquier cosa que desee en la vida (desde una cita para el viernes por la noche hasta una nevera llena de comida) puede ser suya. Bueno, casi todo. Tu cuerpo está diseñado para estar en forma, ser fuerte y resistente, así que ¿con qué lo alimentas? Vivir a base de alimentos procesados (y luego consumir alimentos procesados para “perder peso”) no te llevará a tener una cintura más pequeña.

Así es como funciona: la pérdida de peso depende en un 70 por ciento de los alimentos que comes y en un 30 por ciento del ejercicio. Por lo tanto, no es científicamente posible comer todo lo que quieras y perder peso, incluso con una “píldora mágica”. Adelgace de forma honesta: con un plan de alimentación y ejercicio que tenga sentido.

Leer:   Comida diaria de un deportista

Entrenamiento físico

Llevamos toda la vida desarrollando un gusto por ciertos tipos de alimentos, y a menudo son los poco saludables: carbohidratos procesados, comida rápida, bollería azucarada y, no lo olvidemos, fritos. Pero nuestros hábitos alimentarios son más profundos que eso… en lo más profundo de nuestra psique: tal vez seas quisquilloso y evites la comida verde, tal vez la idea que tenían tus padres de cocinar era la ventanilla de un local de comida rápida, o tal vez simplemente no conozcas nada mejor.

Pero ahora que eres mayor y más sabio, es hora de armarse con algunos conocimientos sobre cómo comer bien y sentirse mejor. Olvídate de las dietas de moda que sólo sigues durante un mes, estos consejos te prepararán para el éxito a largo plazo.

Tienes que empezar a pensar en los alimentos en términos de la cantidad de macronutrientes -proteínas, carbohidratos y grasas- que aportan, y tratar de llevar la cuenta de los alimentos de los que obtienes esos nutrientes (más adelante).

Tus necesidades de proteínas deben provenir de pechugas de pollo, huevos enteros (y claras de huevo, para obtener proteínas puras), cortes magros de carne de vacuno, pescado, pavo y proteínas en polvo. Los hidratos de carbono pueden proceder de patatas, boniatos, arroz (blanco o integral), avena, frutas y verduras.