Trucos para perder peso

Trucos para perder peso

Alimentos para adelgazar

Si quieres mantener un peso saludable, el NHS aconseja consumir unas 2.000 calorías al día, con un equilibrio saludable de carbohidratos, proteínas y grasas. Sin embargo, si lo que se busca es perder grasa, es necesario mantener un déficit calórico; en términos más sencillos, gastar más energía de la que se consume.

Si quieres perder grasa, es posible que te sientas un poco abrumado por los 101 planes de dieta que circulan por Internet, los distintos entrenamientos para perder grasa que se promocionan en la red, además de la avalancha de consejos contradictorios sobre qué proteínas en polvo utilizar y cuándo.

Según una encuesta realizada por Mintel a más de 2.000 adultos del Reino Unido, el 57% de las mujeres afirman haber intentado perder grasa en el último año (la palabra óptima es “intentado”).

Aunque cada cuerpo es diferente, y es vital averiguar lo que funciona para ti y tu cuerpo, hay algunos consejos simples y universales en los que todos los expertos están de acuerdo. Por ello, WH se ha puesto al día con esos expertos, es decir, con los mejores de la industria, para ofrecerte los consejos más eficaces para perder grasa en el mercado. Ponte a ello.

Ver 1+ más

Estar sano consiste realmente en tener un peso adecuado para ti. La mejor manera de saber si estás en un peso saludable es hablar con un médico o dietista para que te ayude a establecer objetivos realistas. Pueden preguntarte sobre tus hábitos de alimentación y de ejercicio, mirar las tablas de crecimiento y ver si tienes algún problema de salud.

Leer:   Andar para perder peso

Hazlo en familia. Pide a tu madre o a tu padre que te ayuden y apoyen. El objetivo es estar sano y hacer cambios en el estilo de vida que beneficien a toda la familia. Los adolescentes que cuentan con el apoyo de sus familias suelen obtener mejores resultados.

Vigila tus bebidas. Es increíble la cantidad de calorías que contienen los refrescos, zumos, bebidas de café y otras bebidas azucaradas. Basta con suprimir una botella de refresco o bebida deportiva al día para ahorrar 150 calorías o más. Bebe agua u otras bebidas sin azúcar para calmar la sed. Elegir leche descremada o baja en grasa también es una buena idea.

Empieza con algo pequeño. Los pequeños cambios son mucho más fáciles de mantener que los drásticos. Por ejemplo, deja los refrescos normales o reduce el tamaño de las raciones que comes. Cuando lo tengas claro, puedes hacer otros cambios, como comer verduras con la cena o caminar 10 minutos después del colegio.

Aguacate

Conseguir una pérdida de peso saludable no consiste en una “dieta” o “programa”, sino en un estilo de vida con patrones de alimentación saludables, actividad física regular y control del estrés. Los medicamentos que se toman para otras enfermedades también pueden dificultar la pérdida de peso. Si le preocupa su peso o tiene dudas sobre sus medicamentos, hable con su médico.

Cuando intentas perder peso, es natural que quieras que sea muy rápido. Sin embargo, las personas que pierden peso de forma gradual y constante (entre 1 y 2 libras por semana) tienen más probabilidades de mantener el peso.

Perder peso no es fácil y requiere compromiso. Pero si está listo para empezar, tenemos una guía paso a paso que le ayudará a ponerse en el camino de la pérdida de peso y de una mejor salud. Antes de empezar con la guía, es importante abordar los cambios con compasión hacia uno mismo y comprender su disposición y motivación. Crear un entorno de apoyo, tanto físico como con las personas de tu vida, puede ayudarte a conseguir tus objetivos.

Leer:   Cómo cambiar el metabolismo para perder peso

Por ejemplo, si pesa 200 libras, una pérdida de peso del 5% es de 10 libras, lo que hace que su peso baje a 190 libras. Aunque este peso puede estar todavía en el rango de “sobrepeso” u “obesidad”, esta modesta pérdida de peso puede disminuir el riesgo de enfermedades crónicas relacionadas con la obesidad.

Ww internacional

Según Mosley, el sueño desempeña un papel crucial en la pérdida de peso, ya que no dormir lo suficiente puede hacer que seamos más débiles ante nuestros antojos. Lo explica: “No dormir lo suficiente influye mucho en el funcionamiento del centro de recompensa del cerebro, lo que significa que es más difícil resistirse a la comida poco saludable”. Con este juicio nublado, es más probable que se busque algo azucarado para obtener un rápido impulso de energía. Dormir menos también puede hacer que sintamos más hambre. Michael añadió: “La falta de sueño también puede aumentar la grelina, una hormona que induce el hambre, y disminuir la producción de leptina, la hormona que señala la saciedad”. Los adultos deberían dormir una media de siete a nueve horas cada noche.

Además de quemar calorías, incorporar el ejercicio a la vida diaria puede ofrecer una amplia gama de beneficios para la salud que pueden mejorar tu viaje de pérdida de peso. Según el gurú de las dietas, el ejercicio regular puede mejorar: