Que significa alto rendimiento

Que significa alto rendimiento

Alto rendimiento o alto rendimiento

Los equipos de alto rendimiento (HPT) son un concepto dentro del desarrollo organizativo que se refiere a equipos, organizaciones o grupos virtuales que están muy centrados en sus objetivos y que consiguen resultados empresariales superiores. Los equipos de alto rendimiento superan a todos los demás equipos similares y superan las expectativas dada su composición[1].

Un equipo de alto rendimiento puede definirse como un grupo de personas con funciones específicas y talentos y habilidades complementarias, alineadas y comprometidas con un propósito común, que muestran sistemáticamente altos niveles de colaboración e innovación, producen resultados superiores y extinguen las opiniones radicales o extremas que podrían ser perjudiciales. El equipo de alto rendimiento se considera muy unido, centrado en su objetivo y con procesos de apoyo que permiten a cualquier miembro del equipo superar cualquier barrera para alcanzar los objetivos del equipo[2].

Dentro del equipo de alto rendimiento, las personas están altamente cualificadas y son capaces de intercambiar sus funciones. Además, el liderazgo dentro del equipo no recae en un solo individuo. En su lugar, la función de liderazgo es asumida por varios miembros del equipo, en función de las necesidades del momento. Los equipos de alto rendimiento disponen de métodos sólidos para resolver los conflictos de forma eficaz, de modo que éstos no se conviertan en un obstáculo para la consecución de los objetivos del equipo. En un equipo de alto rendimiento hay una sensación de concentración clara y energía intensa. Colectivamente, el equipo tiene su propia conciencia, lo que indica que existen normas y valores compartidos dentro del equipo. El equipo tiene un fuerte sentido de la responsabilidad para lograr sus objetivos. Los miembros del equipo muestran altos niveles de confianza mutua entre ellos[2].

Leer:   Dieta para deportistas de alto rendimiento

Significado del equipo de alto rendimiento

Empecemos por reconocer que nadie en el deporte sabe realmente de qué está hablando cuando utiliza el término “alto rendimiento”. La gente lo lanza como si significara algo importante, pero todo el mundo está adivinando o utilizando su propia definición. Todavía no ha surgido una definición compartida de alto rendimiento en el deporte que sea útil o significativa para todos.

En este artículo, nos hemos propuesto explicar cómo se originó el alto rendimiento y qué debería significar para los profesionales del rendimiento deportivo. A partir de aquí, todos podremos ponernos de acuerdo sobre la finalidad y el significado del alto rendimiento en el deporte.

El concepto de “alto rendimiento” se originó en el mundo de los negocios cuando se empezó a estudiar la excelencia organizativa. Aunque el término puede parecer algo nebuloso, se trata simplemente de intentar comprender qué factores contribuyen al éxito extraordinario. En otras palabras, es un “marco conceptual para las organizaciones que conduce a un rendimiento organizativo mejorado y sostenible.” (Wikipedia)

Definición de alto rendimiento en el deporte

La respuesta no es tan sencilla como parece. A medida que nuestra fuerza de trabajo sigue evolucionando, también lo hace nuestra forma de medir el éxito. Y si preguntáramos cómo era una cultura de alto rendimiento hace tan sólo dos años, la respuesta podría ser diferente a la actual.

“Todas las personas de alto rendimiento a las que entreno tienen un hábito de autorreflexión. Los empleados de alto rendimiento tienden a ser conscientes de sí mismos y saben lo que valoran. Saben cómo se cruzan sus propios valores fundamentales con los valores de la organización, y tienen formas de recurrir a ambos para planificar estratégicamente, medir el progreso y hacer frente a los contratiempos.Como seres humanos, los valores son lo que nos impulsa en nuestro núcleo. Todos venimos con nuestras propias habilidades, capacidades y fortalezas. Tenemos necesidades, tenemos vidas fuera del trabajo. Pero cuando las organizaciones contemplan el talento desde una perspectiva integral de la persona, es cuando sale a relucir una cultura de alto rendimiento.”

Leer:   Vitaminas para deporte de alto rendimiento

Veamos con más detalle qué define una cultura de alto rendimiento y por qué es importante. También aprenderá qué factores clave componen una cultura de alto rendimiento para crear un entorno próspero en su empresa.

Definición de alto rendimiento en la empresa

Una cultura de alto rendimiento ayuda a la organización a alcanzar altos niveles de rendimiento y resultados de forma constante en el tiempo. No es de extrañar, pues, que la creación de una cultura de alto rendimiento sea uno de los principales objetivos de muchas organizaciones, ya que puede significar la diferencia entre el estancamiento y el crecimiento, la competitividad y el quedarse atrás. Independientemente del sector, el tamaño de la empresa o su ubicación, las culturas de alto rendimiento pueden identificarse por una serie de atributos comunes. He aquí cuatro características comunes de una cultura de alto rendimiento:

El liderazgo es la base sobre la que se construye el rendimiento del equipo. Los líderes marcan la pauta, comunican los objetivos e influyen directamente en el rendimiento de los empleados de diversas maneras. En una cultura de trabajo de alto rendimiento, los líderes impulsan la ejecución de los objetivos y son un catalizador del rendimiento del equipo. Los líderes marcan el nivel de rendimiento a través de sus comportamientos y acciones. También muestran entusiasmo por la consecución de objetivos desafiantes y demuestran cómo superar los obstáculos que pueden interponerse en la ejecución del equipo. Por ejemplo, un líder que se esfuerza por superar los objetivos de ventas o por aprender un nuevo proceso inspirará a sus empleados a hacer lo mismo.

Leer:   Que nutrientes necesita un deportista de alto rendimiento